RSS

ETAPA 9: Sarria - Melide

ETAPA 9: SARRIA - MELIDE

Perfil de ruta. Etapa 9: Sarria - Melide
Descargar en formato zip
Son las 7:00 de la mañana y empieza el movimiento en el primer piso del albergue de Sarria. En nuestra habitación hay 8 camas. Las últimas en levantarse son las chavalas andaluzas, según ellas están molidas, llevan muy pocas caminatas.

Cuando ya son las 8:00 vamos a buscar las bicicletas a un local alejado unos 200 metros del albergue, que es donde ayer nos las dejaron meter. Monto las alforjas y comenzamos la jornada. En la calle Mayor hay bares abiertos para que los peregrinos puedan desayunar. Hay una cafetería que tiene todo en la puerta para que puedas ver qué es lo que se ofrece en el interior. Me meto allí a desayunar:
  • DESAYUNO (3 €)
    • Café con leche
    • Buen pedazo de bizcocho (exquisito)
    • cafe solo
Vaya pedazo de subida para salir de Sarria con la bicicleta. En la zona en donde estaba el escudo de la ciudad hecho con mosaicos me tengo que bajar pues se me ha trabado la cadena. Ya después tengo que subir a pie pues no me puedo dar impulso para subir la susodicha pendiente.

Hay que afrontar otra subida por monte bastante empinada, en la que me tengo que bajar de la bicicleta por dos motivos: primero por la pendiente misma y el mal estado del terreno y segundo porque hay gran cantidad de peregrinos a pie que han salido a la misma hora. Casi arriba del todo hay un señor sentado en una piedra, vendiendo bebidas y, para mi asombro, tiene un gallo vivo y suelto que no se va de su lado.

Cuando ya llevamos 50 minutos de pedaleo llegamos a Barbadelo. Cómo somos los humanos, aprovechamos cualquier cosa para sacar provecho: hay un local en el que hay 6 o 7 máquinas de monedas con toda clase de productos, bebidas, café, comida,... Allí se puede sellar

Algo más adelante encontramos la iglesia de SantiagoLa actual iglesia, originaria de la segunda mitad del siglo XII, se alzó sobre el lugar donde hubo monasterio dependiente del de Samos, lo que la hace aparecer en numerosa documentación medieval, incluido en Codex Calixtinus. Todavía se le llama "mosteiro" debido a esa circunstancia
Iglesia de Santiago. Barbadelo
Visitamos el  interior de la iglesia y seguimos nuestro camino. Al rato de pedaleo por senderos y caminos llegamos al  codiciado mojón de los últimos 100 kilómetros para Santiago de Compostela. Aquí se hace la foto típica todo el mundo, sobre todo los peregrinos de a pie.
Ánimo, ya solo quedan 100 km.
Por comentar algo de las fotos en las que salgo yo, veréis que el casco está siempre descentrado. No es por mi cabeza, sino porque los plásticos que sujetan las cintas se han roto y para llevarlo más o menos seguro he de ponerlo desviado. En cuanto termine la peregrinación lo tiraré a la basura.

A partir de aquí dejo de fotografiar cada sitio por el que paso porque hay miles de caseríos, aldeas, concellos, tecor societarios,...

¿Que qué son los tecor societarios? pues  ni idea, pero buscando por la red he encontrado esto:

La actual Ley de Caza de Galicia clasifica los terrenos en: reservas de caza, refugios de fauna, terrenos cinegéticamente ordenados (Tecor), terrenos cinegético-deportivos y explotaciones cinegéticas. Para mí sólo existían los vedados de caza, pero la realidad es mucho más variada. Los Tecor pueden ser de titularidad pública, societaria o particular. Los societarios son los que promueven las sociedades o asociaciones de cazadores.

Pues ya nos hemos enterado. El caso es que están por todos lados...

Aproximadamente a las 11:15 encontramos la "Igrexa Santa María Ferreiros", enclavada en el centro de un cementerio. La iglesia se encuentra en Mirallos, fue trasladada desde Ferreiros en 1790 debido a que el camino pasaba lejos de ella y quería utilizarse como hospital de peregrinos. Se construyó en Mirallos en el siglo XII, con una magnifica portada románica, más tarde se le añadió una espadaña barroca hasta que fue trasladada intentando conservar el estado original románico. Lógicamente paramos para fotitos:
Igrexa Santa María Ferreiros. Mirallos
Y seguimos para delante... Vamos por sendero. Esto está lleno de cacas de vaca. Ni que decir tiene que hay que ir evitando los pastelones para no llenar a las bicis ni a nosotros mismos de ese material pegajoso, resultado del natural catabolismo de alimentos por parte de las vacas. Las vacas discurren por "corredoiras" y como son sus caminos no  se apartan para dejar paso ni aunque las empujes:
¡Que te apartes, leche...!
Después de este incidente, en el que no ha habido ningún herido (menos mal que no son toros...) continuamos y hallamos una cruz con toda clase de colgajos, prendas, ofrendas, y un largo etc...
Promesas, colgajos, ofrendas,...
Seguimos nuestro camino con interminables subidas y bajadas, todo por sendero. Van muchos peregrinos a pie y hay que ir tocando el timbre de la bici todo el tiempo, pero sin problemas. Cuando son las 11:30 se divisa el puente de da acceso a Portomarín. En realidad, según la ruta que llevamos preparada no tenemos que entrar en el pueblo, pero sí que lo hacemos por dos motivos: el primero es que yo quiero recordar todo lo que el año pasado vi con mi esposa y el segundo es que a Juan se le han despegado los zapatos y necesita comprar unos nuevos.

Portomarín "Pons Minea" (puente del Miño), nació a ambos extremos del puente romano (siglo II). En la En la margen izquierda del río se encontraba el pueblo de San Pedro de Portomarín y en la derecha San Juan de Portomarín.


En el año 1112 el puente romano fue destruido por Doña Urraca debido a las pugnas con su marido Alfonso I El Batallador. más tarde fue reconstruído por Pedro Peregrino, quien, debía de pertenecer una congregación de religiosos que existía en Italia dedicados a estas tareas. Además levantó junto al puente un hospital llamado "Domus Dei", datando su fundación del año 1126. Y llegó a convertirse en un centro para la asistencia de peregrinos.

Durante la Edad Media Portomarín alcanzó tal importancia que llegó a contar con 3 órdenes religiosas de caballería. El carácter guerrero de estos monjes explica el aspecto de la iglesia-fortaleza de San Juan (S. XII y XIII), también conocida como iglesia de San Nicolás.


En 1801, una riada lo volvió a destruir, lo que ocasionó un enorme trastorno a la población de los alrededores y a los peregrinos. Un nuevo puente se construyó casi 30 años después, y que actualmente se encuentra sumergido bajo las aguas.

Puente de acceso. Río Miño, Portomarín
Portomarín se ubica en un alto, no hay que seguir las flechas que llevan a unas escalinatas, sino la carretera. También se puede coger la bici a cuestas y, escalón tras escalón,..., pero no lo aconsejo.

Escalinata de entrada a Portomarín

Iglesia fortaleza  de San juan o San Nicolás de Portomarín.
Vista posterior
Vista frontal Iglesia fortaleza de San Juan
o de San Nicolás, Portomarín
Una vez comprados los deportivos me paso por un supermercado para comprar bebida isotónica, que por cierto solo tienen de naranja. Me gusta menos ese sabor, pero a falta de pan...

Está toda la calle principal llena de puestos de venta pues es día de mercado. El pueblo está precioso.

Abandonamos el pueblo y nos dirigimos hacia Palas de Rei, pero antes hemos de pasar de nuevo por numerosas aldeas y pueblos.

Los paisajes son una pasada. Vamos siempre entre verde, castaños, helechos, manzanos,...
Paisajes de ensueño
Bueno, pues ya estamos en el Concello de Palas de Rei. Antes de llegar pasamos por un lugar llamado Portos, antes de llegar a la parroquia de Lestedo, en donde hay un albergue curioso, llamado "A calzada", lleno de hormigas gigantes, pero mansas:
Hormigas en el albergue "A Calzada" Portos
Nos vamos encontrando contínuamente con aldeas con casas de piedra como estas:

Aldea típica entre Portomarín y Palas de Rei
Llegamos a Palas de Rei a las 2:10 y decidimos comer allí. Comemos muy bien el menú del peregrino con café incluido por solo 10 euros:
  • COMIDA (10 €)
    • Lentejas con chorizo
    • Churrasco
    • Arroz con leche
    • Café
He de decir que cuando pedí churrasco la primera vez creía que me iban a poner lo que aquí, en Cartagena, se conoce por esa palabra que es un chuletón de ternera a la parrilla, pero no, no era eso, sino que es un trozo de costillar a la parrilla. Este churrasco está muy bueno, pero no es lo que en principio me esperaba, aunque claro, por 10 euros el menú no puedes esperar un chuletón...


En Palas de Rei visitamos la Iglesia de San Tirso, una bonita Iglesia de la que solamente se conserva de su época de construcción la portada romanica de una de sus fachadas. La Iglesia fué construida sobre el siglo XII, en su interior, destaca un retablo en la capilla mayor, de estilo neoclásico.
Iglesia de San Tirso. Palas de Rei

Después de la comilona seguimos pedaleando. No me siento muy bien en la bicicleta pues tengo el estómago a rebosar y se me sale la comida, pero hemos de seguir.



Por nuestro camino nos encontramos paisajes que son de cine. En algunos es como si te fuesen a salir caballeros de la Edad Media con sus caballos y espadas, seguidos de su corte de servidores:
Paisaje típico del Camino de Santiago hacia Melide

Como ocurre a menudo por estas tierras, cada iglesia tiene su cementerio asociado. Antes de llegar a Leboreiro entramos en San Xulian do Camiño, preciosa localidad, pequeña, con calles adoquinadas, con un hermoso cruceiro, hórreo, etc... Lo que más me ha gustado es la iglesia, románica del siglo XII, perteneciente a la parroquia de Palas de Rei:


Iglesia y cementerio. San Xulian do Camiño. 
Llegamos a Leboreiro a las 5:00. Allí visitamos la Iglesia de Santa María. Únicamente podemos verla por fuera porque aunque hay un cartel indicando que se pone sello en la credencial, la puerta está cerrada a cal y canto. Esta iglesia es de estilo románico de transición, de una sola nave y ábside circular. En el tímpano de la portada hay esculpida una imagen de la Virgen; enfrente está la fachada del antiguo hospicio de peregrinos fundado por la familia Ulloa en el siglo XII. Delante se puede observar un típico cabaceiro, es decir, un granero en forma de gigantescos canastos utilizado para conservar el maíz, como si se tratara de un primitivo hórreo. Existe también un cruceiro y un vetusto puente medieval sobre el río Seco. 

Iglesia de Santa María Imagen frontal. Leboreiro


Cabaceiro frente a la iglesia. Leboreiro

Seguimos nuestro camino por senderos de peregrinos a pie y a las 5:20 encontramos el cartel indicador de la localidad de Furelos. Pasamos por un puente romano de piedra:
Puente romano río Meruelos. Furelos

Después de pasar el puente, nos adentramos a la Aldea de Furelos,para buscar su Iglesia y así poder sellar la cartilla de peregrinos en este tramo.



Lo que vemos me deja muy sorprendido, ya que tanto sus calles como sus casas, que algunas hasta conservan sus puertas medievales, parecen salidas de la narración de historias de caballerías. 
Hórreo y crucero en el centro de Furelos
La iglesia de San Xoan de Furelos data del siglo XI. La aldea es de elevado valor patrimonial y arquitectónico. La actual iglesia se conoce como tal desde el siglo XIX, pues anteriormente en ese lugar había una iglesia románica de finales del XII o comienzos del XIII de la que sólo se conservan algunas de las zapatas situadas en su muro sur, y posiblemente también algunos elementos románicos de la puerta, de grandes dovelas y rematada en arco de medio punto.
Iglesia de San Xoan. Furelos
La Capilla de San Roque es uno de los ejemplos de la huella del románico en MelideFue construida con las piedras procedentes de dos iglesias que había en Melide: la parroquial de San Pedro (de la que conserva intacta su portada románica), y de la Capilla antigua de San Roque, sita donde hoy está la Caja de Ahorros, y que se había construido alrededor del año 1722. 
Capilla de San Roque. Melide
Muy bonito es el convento Sancti Spiritus:
Convento Sancti Spiritus. Melide

Ya estamos en el Concello de Melide, son las 5:30 de la tarde Falta muy poquito para el final:
Faltan 51 Km para Santiago de Compostela
Nos dirigimos directamente al albergue municipal. Tengo que preguntar a los vecinos de la ciudad porque no lo encuentro. Está en la salida del Camino. El albergue está en perfectas condiciones. Nos dan funda para el colchón y funda para la almohada. Las duchas son sin puerta, es decir tienes que mostrar todos tus atributos a los demás, eso sí, hay duchas masculinas y femeninas. Las bicis se han de dejar fuera, en unos soportes que hay en el exterior, amarradas con cadenas.

En cuanto tenemos todo ordenado y las bicicletas aseguradas nos dirigimos a visitar el pueblo. Tiene cosas muy interesantes, desde el punto de vista histórico y religioso, sobre todo el pulpo:
Pulpo de pulpería Ezequiel. (La foto no es mía)

En cuanto tenemos ya todo ordenado nos dirigimos directamente a comer pulpo en la pulpería Ezequiel. Vaya diferencia con el de Sarria. Aquí tomo:
  • CENA(12 €)
    • Caldo gallego
    • Pulpo a feira (el mejor que he probado nunca)
    • Media botella de Ribeiro
    • Tarta de Santiago
Con todo esto en la barriga no puedo ni con mi alma. Me voy a echarme un rato en mi cama del albergue. Hay unos andaluces que creen que están en plena feria, no paran de hablar en un tono que no deja descansar a nadie. Afortunadamente viene un señor francés y les dice que para vocear de esa forma hay que salir a la calle. Al poco rato ya está todo en silencio










  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

0 comentarios:

Publicar un comentario