RSS

ETAPA 10: Melide - Santiago de Compostela

ETAPA 10:

MELIDE - SANTIAGO DE COMPOSTELA

Perfil de ruta. Etapa 10: Melide - Santiago de Compostela


Bueno, llega la última etapa. Todo toca a su fin. Son 54 kilómetros mitad por camino y mitad por carretera. Mirando el perfil os podéis imaginar que vuelve a ser bastante rompepiernas. Yo ya llevo las piernas y el cuerpo muy tocados, aunque espero terminar con orgullo y dignidad.

Una vez más montar alforjas, recoger ropa lavada la noche anterior, ponerse el disfraz de ciclista peregrino y a la calle. Justo a la salida hay una  estupenda cafetería en donde tomo:
  • DESAYUNO (4,50 €)
    • Cola-Cao
    • Bizcocho (riquisimo y grande)
    • Café solo
Allí estamos todos los del albergue y todos aquellos que antes o después hemos coincidido en el camino. Entablo una pequeña charla con un matrimonio y su hija, españoles que siempre llegan de los últimos a los albergues. Nos despedimos y deseamos suerte.

Al salir de Melide (son las 8:10) hay una pequeña iglesia que está abierta. Entro para sellar y me encuentro con un altar muy bonito, iluminado, y con unas monjas rezando. La foto creo que está algo movida:
Iglesia Santa Maria dos Anxeles. Melide

Altar de la Iglesia de Santa Maria dos Anxeles. Melide
El camino es una sucesión de sube y bajas que no te deja respirar. Hay que bajarse en algunas zonas por piedras, barro y pendientes de hasta el 25 %.  Por ejemplo, una foto en donde hay que bajarse si no quieres acabar en el agua:
Paso estrecho. Aconsejable bajar de la bici
y después de ese paso viene una calle empedrada que te deja las muñecas tocadas: la horquilla amortiguadora hace poco en estos casos.

A partir de aquí y hasta Santiago de Compostela no tengo fotos. No sé qué ha podido pasar. Por ello, he puesto algunas de Internet.

Vamos pasando por distintos pueblos, y ya con la ilusión de llegar voy fotografiando menos paisajes. El trayecto pasa por:
BOENTE (8:35)
Fuente La Saleta y Crucero. Boente

RIVADISO (9:15)

Ribadiso (o Rivadiso), muy cercano a la villa de Arzúa, tiene dos grandes atractivos para el peregrino: un área recreativa con playa fluvial (río Iso) y un antiguo hospital de peregrinos hoy rehabilitado y convertido en albergue:




ARZÚA (9:35)
Casas de madera en Arzúa
Arzúa es la cuna del queso con denominación de origen Arzúa Ulloa, uno de los más representativos de Galicia:
Escultura de la Queixeira de Arzúa
PEDROUZO (12:15)

Pedrouzo, núcleo principal de la parroquia de Arca, es la capital del municipio de O Pino, que, situado al sureste de la provincia de A Coruña, forma parte de la comarca de Arzúa, y limita, por el oeste, con Santiago de Compostela.

Iglesia de Pedrouzo
Antes de llegar al aeropuerto de Lavacolla (o Labacolla) ya empiezan los carteles y esculturas indicando la entrada a Santiago. La entrada es algo feilla. Se pasa por los estudios de Televisión Española y Televisión Galega. Hay unas cuestas muy considerables.
Esto no tiene nada que ver, pero me gustó

Escultura indicando la llegada a Santiago de Compostela
En Lavacolla hacemos un alto en el camino, para subir las escalinatas que conducen a la Iglesia de San Paio de Sabugueira, del año 1840. Sobre la puerta tiene un tragaluz semicircular, encima de la puerta, hay una inscripción que cuenta a expensas de quien fué construido el templo..En un lateral está el cementerio y también a pocos metros de la iglesia se levanta un crucero con la talla de Cristo sentado.
Parroquia de San Paio de Sabugueira


Y ya estamos en el Monte do Gozo. Hoy este monte poco tiene que ver con aquel lugar donde los peregrinos de antaño contemplaban con ojos llorosos las torres de la catedral. Hay que alcanzar la Porta do Camiño para realmente sentir que hemos llegado a la meta.



Hace ahora veinte años, Santiago de Compostela acogió la que era la segunda visita del Papa Juan Pablo II a la ciudad. Lo hizo en el marco de la Jornada de la Juventud, que reunió a miles de jóvenes, en una multitudinaria misa en el Monte do Gozo. Aquí un motivo de recordatorio de dicha visita:
Ya casi estamos... Monte do Gozo y monumento a visita del Papa
Pero lo que nadie parece saber o acordarse es que en el Monte do Gozo existen dos peregrinos metálicos que dirigen su mirada hacia la Catedral de Santiago. Tengo que preguntar a una señora que vende bocadillos y bebidas a la puerta del albergue que hay allí. Gracias a ella y a un señor del albergue me encamino hacia dicho punto. los peregrinos están en restauración y por tanto se ven poco, pero este es el sitio primitivo a donde llegaban los peregrinos y "lloraban" por ver ya el final de su peregrinación. Es emocionante...

Peregrinos en restauración. Desde aquí sí que se ve (no en la foto)
la catedral de Santiago
Bueno, ahora sí que se acaba. Después de una bajada impresionante nos vamos adentrando en Santiago de Compostela. Llego a la Plaza del Obradoiro que encuentro llena de peregrinos, tanto de a pie como en bicicleta. Es emocionante, dan ganas de llorar, reir, no sé de qué, es una sensación indescriptible, hay que vivirla para poder experimentarla. Nos echamos un montón de fotos allí, estamos sentados en el suelo un par de horas.
Hotel Parador de los Reyes Católicos. Plaza del Obradoiro

¡VICTORIA! He llegado a la Catedral de Santiago.
Hurra por mi bicicleta. Se ha portado genial

Vista de la Catedral desde el parque de la Alameda

Skyline nocturno de la Catedral

Valle-Inclán en el Parque de la Alameda
(yo soy el que no es de metal...)
La sensación de alegría por haber cumplido lo prometido se torna en tristeza puesto que ya se ha acabado. Ahora queda la satisfacción interior y una alegría inmensa por haber sido capaz del reto que, en un principio, veía algo difícil para mi edad, que son 55 años. 

Habrá que repetir...






  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

ETAPA 9: Sarria - Melide

ETAPA 9: SARRIA - MELIDE

Perfil de ruta. Etapa 9: Sarria - Melide
Descargar en formato zip
Son las 7:00 de la mañana y empieza el movimiento en el primer piso del albergue de Sarria. En nuestra habitación hay 8 camas. Las últimas en levantarse son las chavalas andaluzas, según ellas están molidas, llevan muy pocas caminatas.

Cuando ya son las 8:00 vamos a buscar las bicicletas a un local alejado unos 200 metros del albergue, que es donde ayer nos las dejaron meter. Monto las alforjas y comenzamos la jornada. En la calle Mayor hay bares abiertos para que los peregrinos puedan desayunar. Hay una cafetería que tiene todo en la puerta para que puedas ver qué es lo que se ofrece en el interior. Me meto allí a desayunar:
  • DESAYUNO (3 €)
    • Café con leche
    • Buen pedazo de bizcocho (exquisito)
    • cafe solo
Vaya pedazo de subida para salir de Sarria con la bicicleta. En la zona en donde estaba el escudo de la ciudad hecho con mosaicos me tengo que bajar pues se me ha trabado la cadena. Ya después tengo que subir a pie pues no me puedo dar impulso para subir la susodicha pendiente.

Hay que afrontar otra subida por monte bastante empinada, en la que me tengo que bajar de la bicicleta por dos motivos: primero por la pendiente misma y el mal estado del terreno y segundo porque hay gran cantidad de peregrinos a pie que han salido a la misma hora. Casi arriba del todo hay un señor sentado en una piedra, vendiendo bebidas y, para mi asombro, tiene un gallo vivo y suelto que no se va de su lado.

Cuando ya llevamos 50 minutos de pedaleo llegamos a Barbadelo. Cómo somos los humanos, aprovechamos cualquier cosa para sacar provecho: hay un local en el que hay 6 o 7 máquinas de monedas con toda clase de productos, bebidas, café, comida,... Allí se puede sellar

Algo más adelante encontramos la iglesia de SantiagoLa actual iglesia, originaria de la segunda mitad del siglo XII, se alzó sobre el lugar donde hubo monasterio dependiente del de Samos, lo que la hace aparecer en numerosa documentación medieval, incluido en Codex Calixtinus. Todavía se le llama "mosteiro" debido a esa circunstancia
Iglesia de Santiago. Barbadelo
Visitamos el  interior de la iglesia y seguimos nuestro camino. Al rato de pedaleo por senderos y caminos llegamos al  codiciado mojón de los últimos 100 kilómetros para Santiago de Compostela. Aquí se hace la foto típica todo el mundo, sobre todo los peregrinos de a pie.
Ánimo, ya solo quedan 100 km.
Por comentar algo de las fotos en las que salgo yo, veréis que el casco está siempre descentrado. No es por mi cabeza, sino porque los plásticos que sujetan las cintas se han roto y para llevarlo más o menos seguro he de ponerlo desviado. En cuanto termine la peregrinación lo tiraré a la basura.

A partir de aquí dejo de fotografiar cada sitio por el que paso porque hay miles de caseríos, aldeas, concellos, tecor societarios,...

¿Que qué son los tecor societarios? pues  ni idea, pero buscando por la red he encontrado esto:

La actual Ley de Caza de Galicia clasifica los terrenos en: reservas de caza, refugios de fauna, terrenos cinegéticamente ordenados (Tecor), terrenos cinegético-deportivos y explotaciones cinegéticas. Para mí sólo existían los vedados de caza, pero la realidad es mucho más variada. Los Tecor pueden ser de titularidad pública, societaria o particular. Los societarios son los que promueven las sociedades o asociaciones de cazadores.

Pues ya nos hemos enterado. El caso es que están por todos lados...

Aproximadamente a las 11:15 encontramos la "Igrexa Santa María Ferreiros", enclavada en el centro de un cementerio. La iglesia se encuentra en Mirallos, fue trasladada desde Ferreiros en 1790 debido a que el camino pasaba lejos de ella y quería utilizarse como hospital de peregrinos. Se construyó en Mirallos en el siglo XII, con una magnifica portada románica, más tarde se le añadió una espadaña barroca hasta que fue trasladada intentando conservar el estado original románico. Lógicamente paramos para fotitos:
Igrexa Santa María Ferreiros. Mirallos
Y seguimos para delante... Vamos por sendero. Esto está lleno de cacas de vaca. Ni que decir tiene que hay que ir evitando los pastelones para no llenar a las bicis ni a nosotros mismos de ese material pegajoso, resultado del natural catabolismo de alimentos por parte de las vacas. Las vacas discurren por "corredoiras" y como son sus caminos no  se apartan para dejar paso ni aunque las empujes:
¡Que te apartes, leche...!
Después de este incidente, en el que no ha habido ningún herido (menos mal que no son toros...) continuamos y hallamos una cruz con toda clase de colgajos, prendas, ofrendas, y un largo etc...
Promesas, colgajos, ofrendas,...
Seguimos nuestro camino con interminables subidas y bajadas, todo por sendero. Van muchos peregrinos a pie y hay que ir tocando el timbre de la bici todo el tiempo, pero sin problemas. Cuando son las 11:30 se divisa el puente de da acceso a Portomarín. En realidad, según la ruta que llevamos preparada no tenemos que entrar en el pueblo, pero sí que lo hacemos por dos motivos: el primero es que yo quiero recordar todo lo que el año pasado vi con mi esposa y el segundo es que a Juan se le han despegado los zapatos y necesita comprar unos nuevos.

Portomarín "Pons Minea" (puente del Miño), nació a ambos extremos del puente romano (siglo II). En la En la margen izquierda del río se encontraba el pueblo de San Pedro de Portomarín y en la derecha San Juan de Portomarín.


En el año 1112 el puente romano fue destruido por Doña Urraca debido a las pugnas con su marido Alfonso I El Batallador. más tarde fue reconstruído por Pedro Peregrino, quien, debía de pertenecer una congregación de religiosos que existía en Italia dedicados a estas tareas. Además levantó junto al puente un hospital llamado "Domus Dei", datando su fundación del año 1126. Y llegó a convertirse en un centro para la asistencia de peregrinos.

Durante la Edad Media Portomarín alcanzó tal importancia que llegó a contar con 3 órdenes religiosas de caballería. El carácter guerrero de estos monjes explica el aspecto de la iglesia-fortaleza de San Juan (S. XII y XIII), también conocida como iglesia de San Nicolás.


En 1801, una riada lo volvió a destruir, lo que ocasionó un enorme trastorno a la población de los alrededores y a los peregrinos. Un nuevo puente se construyó casi 30 años después, y que actualmente se encuentra sumergido bajo las aguas.

Puente de acceso. Río Miño, Portomarín
Portomarín se ubica en un alto, no hay que seguir las flechas que llevan a unas escalinatas, sino la carretera. También se puede coger la bici a cuestas y, escalón tras escalón,..., pero no lo aconsejo.

Escalinata de entrada a Portomarín

Iglesia fortaleza  de San juan o San Nicolás de Portomarín.
Vista posterior
Vista frontal Iglesia fortaleza de San Juan
o de San Nicolás, Portomarín
Una vez comprados los deportivos me paso por un supermercado para comprar bebida isotónica, que por cierto solo tienen de naranja. Me gusta menos ese sabor, pero a falta de pan...

Está toda la calle principal llena de puestos de venta pues es día de mercado. El pueblo está precioso.

Abandonamos el pueblo y nos dirigimos hacia Palas de Rei, pero antes hemos de pasar de nuevo por numerosas aldeas y pueblos.

Los paisajes son una pasada. Vamos siempre entre verde, castaños, helechos, manzanos,...
Paisajes de ensueño
Bueno, pues ya estamos en el Concello de Palas de Rei. Antes de llegar pasamos por un lugar llamado Portos, antes de llegar a la parroquia de Lestedo, en donde hay un albergue curioso, llamado "A calzada", lleno de hormigas gigantes, pero mansas:
Hormigas en el albergue "A Calzada" Portos
Nos vamos encontrando contínuamente con aldeas con casas de piedra como estas:

Aldea típica entre Portomarín y Palas de Rei
Llegamos a Palas de Rei a las 2:10 y decidimos comer allí. Comemos muy bien el menú del peregrino con café incluido por solo 10 euros:
  • COMIDA (10 €)
    • Lentejas con chorizo
    • Churrasco
    • Arroz con leche
    • Café
He de decir que cuando pedí churrasco la primera vez creía que me iban a poner lo que aquí, en Cartagena, se conoce por esa palabra que es un chuletón de ternera a la parrilla, pero no, no era eso, sino que es un trozo de costillar a la parrilla. Este churrasco está muy bueno, pero no es lo que en principio me esperaba, aunque claro, por 10 euros el menú no puedes esperar un chuletón...


En Palas de Rei visitamos la Iglesia de San Tirso, una bonita Iglesia de la que solamente se conserva de su época de construcción la portada romanica de una de sus fachadas. La Iglesia fué construida sobre el siglo XII, en su interior, destaca un retablo en la capilla mayor, de estilo neoclásico.
Iglesia de San Tirso. Palas de Rei

Después de la comilona seguimos pedaleando. No me siento muy bien en la bicicleta pues tengo el estómago a rebosar y se me sale la comida, pero hemos de seguir.



Por nuestro camino nos encontramos paisajes que son de cine. En algunos es como si te fuesen a salir caballeros de la Edad Media con sus caballos y espadas, seguidos de su corte de servidores:
Paisaje típico del Camino de Santiago hacia Melide

Como ocurre a menudo por estas tierras, cada iglesia tiene su cementerio asociado. Antes de llegar a Leboreiro entramos en San Xulian do Camiño, preciosa localidad, pequeña, con calles adoquinadas, con un hermoso cruceiro, hórreo, etc... Lo que más me ha gustado es la iglesia, románica del siglo XII, perteneciente a la parroquia de Palas de Rei:


Iglesia y cementerio. San Xulian do Camiño. 
Llegamos a Leboreiro a las 5:00. Allí visitamos la Iglesia de Santa María. Únicamente podemos verla por fuera porque aunque hay un cartel indicando que se pone sello en la credencial, la puerta está cerrada a cal y canto. Esta iglesia es de estilo románico de transición, de una sola nave y ábside circular. En el tímpano de la portada hay esculpida una imagen de la Virgen; enfrente está la fachada del antiguo hospicio de peregrinos fundado por la familia Ulloa en el siglo XII. Delante se puede observar un típico cabaceiro, es decir, un granero en forma de gigantescos canastos utilizado para conservar el maíz, como si se tratara de un primitivo hórreo. Existe también un cruceiro y un vetusto puente medieval sobre el río Seco. 

Iglesia de Santa María Imagen frontal. Leboreiro


Cabaceiro frente a la iglesia. Leboreiro

Seguimos nuestro camino por senderos de peregrinos a pie y a las 5:20 encontramos el cartel indicador de la localidad de Furelos. Pasamos por un puente romano de piedra:
Puente romano río Meruelos. Furelos

Después de pasar el puente, nos adentramos a la Aldea de Furelos,para buscar su Iglesia y así poder sellar la cartilla de peregrinos en este tramo.



Lo que vemos me deja muy sorprendido, ya que tanto sus calles como sus casas, que algunas hasta conservan sus puertas medievales, parecen salidas de la narración de historias de caballerías. 
Hórreo y crucero en el centro de Furelos
La iglesia de San Xoan de Furelos data del siglo XI. La aldea es de elevado valor patrimonial y arquitectónico. La actual iglesia se conoce como tal desde el siglo XIX, pues anteriormente en ese lugar había una iglesia románica de finales del XII o comienzos del XIII de la que sólo se conservan algunas de las zapatas situadas en su muro sur, y posiblemente también algunos elementos románicos de la puerta, de grandes dovelas y rematada en arco de medio punto.
Iglesia de San Xoan. Furelos
La Capilla de San Roque es uno de los ejemplos de la huella del románico en MelideFue construida con las piedras procedentes de dos iglesias que había en Melide: la parroquial de San Pedro (de la que conserva intacta su portada románica), y de la Capilla antigua de San Roque, sita donde hoy está la Caja de Ahorros, y que se había construido alrededor del año 1722. 
Capilla de San Roque. Melide
Muy bonito es el convento Sancti Spiritus:
Convento Sancti Spiritus. Melide

Ya estamos en el Concello de Melide, son las 5:30 de la tarde Falta muy poquito para el final:
Faltan 51 Km para Santiago de Compostela
Nos dirigimos directamente al albergue municipal. Tengo que preguntar a los vecinos de la ciudad porque no lo encuentro. Está en la salida del Camino. El albergue está en perfectas condiciones. Nos dan funda para el colchón y funda para la almohada. Las duchas son sin puerta, es decir tienes que mostrar todos tus atributos a los demás, eso sí, hay duchas masculinas y femeninas. Las bicis se han de dejar fuera, en unos soportes que hay en el exterior, amarradas con cadenas.

En cuanto tenemos todo ordenado y las bicicletas aseguradas nos dirigimos a visitar el pueblo. Tiene cosas muy interesantes, desde el punto de vista histórico y religioso, sobre todo el pulpo:
Pulpo de pulpería Ezequiel. (La foto no es mía)

En cuanto tenemos ya todo ordenado nos dirigimos directamente a comer pulpo en la pulpería Ezequiel. Vaya diferencia con el de Sarria. Aquí tomo:
  • CENA(12 €)
    • Caldo gallego
    • Pulpo a feira (el mejor que he probado nunca)
    • Media botella de Ribeiro
    • Tarta de Santiago
Con todo esto en la barriga no puedo ni con mi alma. Me voy a echarme un rato en mi cama del albergue. Hay unos andaluces que creen que están en plena feria, no paran de hablar en un tono que no deja descansar a nadie. Afortunadamente viene un señor francés y les dice que para vocear de esa forma hay que salir a la calle. Al poco rato ya está todo en silencio










  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

ETAPA 8: Villafranca del Bierzo - Sarria

ETAPA 8:

VILLAFRANCA DEL BIERZO - SARRIA

Perfil de ruta. Etapa 8: Villafranca del Bierzo - Sarria


He dormido bien, a pesar de que la cama era bastante vieja. Los compañeros de habitación no se han levantado aún, cuando son las 7:30, por tanto soy el primero en empezar a hacer ruido.

Veo que en el albergue hay desayuno buffet que vale 3 €. Los pago y empiezo con un café y una tostada. Realmente no vale la pena pagar lo que he dicho pues el surtido de alimentos es muy pobre.

Salimos del albergue sobre las 8:00 de la mañana y empieza la procesión de pequeños pueblos que vamos atravesando, de momento con alegría pues es bastante llano..., o mejor dicho, no muy empinado...

El primer pueblo en atravesar es Pereje. Son las 8:15 y de momento no hay nada que destacar.
Entrada entre paisajes verdes a Pereje

Sobre unos 15 minutos más tarde pasamos Trabadelo. Seguimos sin nada que nos llame excesivamente la atención.
Entrada a Trabadelo

Otros 15 minutos más tarde llegamos a La Portela y después pasamos por Ambasmestas. En este último encontramos la Iglesia de San Pedro y una fuente que nos sirve para repostar el agua que habíamos gastado.

Iglesia de San Pedro. Ambasmestas
Seguimos pedaleando y a continuación vienen los pueblos Vega de Valcarce (9:03), Ruitelán (9:19), Las Herrerías (9:26) y Las Lamas (9:50). Por supuesto, ni que decir tiene que vamos contínuamente subiendo, aunque todavía no se ha hecho pesado.
Indicador de llegada a Vega de Valcarce

Albergue "decorado", llamado "Brasil". Vega de Valcarce

Llegada a Ruitelán

Llegada a Las Lamas

Casa típica de Las Lamas

Después de pasar Las Lamas nos encontramos con un grupo de chicos y una chica brasileños con los cuales entablamos un rato de conversación mientras vamos pedaleando


Grupo de brasileños subiendo hacia Las Herrerías

Una vez pasado Las Herrerías estamos entrando ya, por fin, en Galicia. Es un auténtico placer saber que ya estamos dentro de la comunidad autónoma en la que se encuentra nuestro destino: Santiago de Compostela. Y seguimos subiendo, podemos decir que de una manera moderada, no demasiado agotadora todavía...

Entrada a Galicia. ¡QUÉ ALEGRÍA! 
Llegada a Pedrafita do Cebreiro
En Pedrafita do Cebreiro, cuando ya llevo 29 km desde que salí de Villafranca del Bierzo, decido pararme para esperar a mi compañero y, de paso, tomar algo en una cafetería que encuentro abierta. Es Domingo y está casi todo cerrado. Ya son las 10:45 y tengo ruidos por la tripilla.
  • DESAYUNO (2,50 €)
    • Bizcocho (exquisito)
    • café
Una vez que ya he desayunado, y cuando ya estamos todos, salimos Pedrafita do Cebreiro. Al poco aparece un cartel indicador de kilometraje: A Santiago 171 km. Ya queda menos...

171 km para Santiago de Compostela
Ya estamos subiendo al Alto do Cebreiro. De momento voy cansado, pero no tanto como para tener que bajar de la bicicleta. Las vistas son impresionantes. De vez en cuando chispea, hay niebla en determinados tramos. Las gafas se me llenan de gotitas y no me dejan ver prácticamente nada. En unos momentos tengo un frío terrible y en otros un calor asfixiante.

Vistas subiendo al Alto do Cebreiro. Detalle de la carretera de subida

Vistas subiendo al Alto do Cebreiro. Detalle de la niebla

Vistas subiendo al Alto do Cebreiro
No pongo más fotos por no cansar, pero tengo miles de distintas vistas, a cual más bonita

Llegó el momento de la coronación del puerto. Tampoco ha sido para tanto. Aquí me encuentro con dos señoras mayores, holandesas, que suben como una moto. Llevan bicicletas típicas de su país (no se ve bien la que hay detrás de mí). Estamos un rato hablando en inglés y se empeñan en decir que este Alto es la máxima altura que vamos a alcanzar. Me cuesta convencerlas de que aún viene el Alto do Poio. Se dan cuenta de que tengo razón cuando les enseño un perfil de ruta que llevo de la etapa de hoy.

Logrado. Alto do Cebreiro. 1300 m de altitud
Pues nada, a seguir 'palante. Vamos a ver que tal se porta el "Pollo". Seguimos con la fina lluvia y la niebla. Antes de eso viene el Alto do San Roque, con una altitud de 1270 m. Aquí, una foto con el monumento al  peregrino

Alto de San Roque. Altitud 1270 metros

Monumento al peregrino. Alto de San Roque
Después de este atracón de empinadas cuestas pasamos por una población que aunque se llama Hospital (da Condesa) no hay ninguno para atenderte. Nos ha aproximado hasta aquí un falso llano. El mojón jacobeo marca los 145,5 km.
Iglesia de San Juan  en Hospital (da Condesa)
A estas alturas son ya las 12:05 de la mañana y el "Pollo" sin aparecer.

Justo a las 12:43 aparece el Alto do Poio. La altura que marca el indicador es, como ya les conté a las holandesas, la más alta que vamos a alcanzar en el camino, lo cual no quiere decir que vaya a ser la más agotadora...
Alto do Poio. 1335 metros. Máxima altura del camino
Como se puede apreciar en mi cara, ya voy tocado. Estoy exhausto, así es que decido parar a tomar un refrigerio en el albergue del Puerto.
  • CAFÉ (1 €)
Una vez descansado seguimos camino. Pasamos, cuando son las 13:00 por Fonfría (do Camiño, de sobrenombre). El nombre de esta localidad nos dice claramente que  existen fuentes de agua fría, aunque yo no he visto ninguna... Aquí encontramos la iglesia San Xoán.
Iglesia parroquial de San Xoán en Fonfría (do Camiño)
Según los planes que llevamos, cuando lleguemos a Triacastela se nos acaba la etapa. Aunque estamos cansados, hemos hecho solamente 53 kilómetros. La etapa de mañana es de 90 kilómetros: Triacastela - Melide, además de super-rompepiernas, pues el perfil  tiene más dientes que una sierra, así es que decidimos continuar para ver si llegamos a Sarria y de esta forma acortar la etapa de mañana en unos 25-27 kilómetros.

Media hora más tarde pasamos por Triacastela. No paramos, seguimos  adelante. A continuación viene San Cristobo del Real. Tampoco paramos, pero echamos una fotito desde la carretera:

Foto de San Cristobo del Real desde la Carretera
Aquí hay tal cantidad de pueblos que se hace difícil relacionarlos todos. Después de San Cristobo del Real encontramos carteles indicadores de Lusio y Renche.
Vista en la distancia de Renche
Pasamos por San Martiño a las 14:00 y 5 minutos después nos encontramos con Samos. Aquí vemos que hay cantidad de patrimonio y además están tirando cohetes pues están en fiestas (las de San Benito). Decidimos parar a ver qué se cuece por estos lares.

Aparece por primera vez el río Sarria:
Río Sarria en Samos

Lo más importante en esta localidad es el Monasterio de San Julián de Samos, fundado en el siglo VI, perteneciente a la orden de los benedictinos.
Monasterio de San Julián. Entrada principal. Samos

Otra vista del Monasterio de San Julián. Samos

Plena naturaleza. Samos

Curiosidad: Exposición de SEAT 600. Samos
Una vez visitada la ciudad nos ponemos en movimiento. Son las 14:05. Vamos a toda marcha y después de 1 hora aproximadamente llegamos al final de la etapa que hemos modificado para hoy: Sarria
Bienvenidos a Sarria
En esta ciudad comencé con mi esposa en el año 2011 el Camino de Santiago a pié. Enseguida comenzamos a buscar albergue. Es Domingo y al ser lugar de comienzo de peregrinos a pié, por ser la localidad que está a poco más 100 km de Santiago de Compostela (condición indispensable para obtener la Compostela es hacer al menos 100 km a pié o 200 km en bicicleta) es posible que no encontremos alojamiento. El primer albergue al que hemos acudido, el albergue municipal, está completo; se han acabado las plazas justo cuando le tocaba quedarse a una chica andaluza que iba delante de mí. Seguimos con la bici hasta el albergue Mayor. Ahora sí que tenemos plaza. Un poco más cara (10 €), pero el caso es poder descansar, lavar, ducharse y todo lo demás, con tranquilidad.

Nos vamos a un bar que hay cerca del albergue y que nos ha recomendado la hospitalera para comer. Nos sentamos en una mesa al aire libre pues hace un día maravilloso. Parecemos invisibles, nadie nos atiende y por ello nos levantamos y nos vamos a buscar otra cosa. Son ya las 4 de la tarde y no hay nada abierto donde poder comer. Decidimos volver al mismo sitio y me dirijo a la barra a preguntar si nos pueden atender y gracias a esto nos encontramos enseguida comiendo un menú del peregrino. Mala atención pero buena calidad. Todo por 9 euros:

  • COMIDA (9 €)
    • Caldo gallego (exquisito)
    • huevos con patatas y churrasco
    • flan
    • café
Es hora de descansar un rato. En el albergue hago amistad con un chaval  norteamericano y una chica mejicana. Son pareja y están haciendo el camino desde Roncesvalles. Más tarde llegan al albergue tres chavalas andaluzas, muy simpáticas y resulta que una de ellas es la que se había quedado sin plaza en el albergue municipal. Se acuestan enseguida porque están muy cansadas. Ellas han empezado en Pedrafita do Cebreiro.


Una vez descansados salimos a ver la ciudad y a tomar algo. Mi compañero Juan quiere comer pulpo. Preguntamos por la calle y nos dicen que al ser  domingo está todo cerrado, pero nos dan dos direcciones. Encontramos la primera, pero cerrado. Nos vamos a la segunda que resulta que es en donde el año pasado comí con mi esposa. Nos pegan un clave de 35 € por un plato de pulpo (Recuerdo que el año pasado, por estas mismas fechas fueron 20 €). Como había sido capricho de Juan, se empeña en pagar él, cosa que no consiento en absoluto, pagamos a medias. La encargada se tiró todo el tiempo escribiendo mensajes en el móvil, le importaba un pimiento la clientela y, además, el clave... No sé cómo se llama, pero tengo fotos del interior; pongo una de ellas para que si vais y la reconocéis sepáis a qué os enfrentáis.
Pulpería en Sarria. Como podéis ver no hay quien atienda.
Estará mensajeando por el móvil. ¡Qué vicio...!
Pues nada, a dar una vuelta por la civilización. Sarria es una ciudad muy bonita. Tiene una parte vieja, que es donde están los albergues y el patrimonio cultural, y una parte nueva que, aunque menos bonita, es muy bulliciosa.

En la parte vieja encontramos la Iglesia de Santa MariñaEsta iglesia está construida sobre el lugar que ocupó otro templo románico del siglo XII. 
Iglesia de Santa Mariña. Sarria
Sarria fué fundada por el rey Alfonso IX, "Rei de Leon e Galicia". En esa época ( el rey murió el 24-IX-1230) se llamó "Vilanova de Sarria".

Rey Alfonso IX, fundador de la ciudad. Sarria
Siguiendo por la calle Mayor de Sarria y después de pasar la Iglesia de Santa Mariña, nos encontramos con la Iglesia del Salvador, frente a la Torre de la Fortaleza y el Juzgado ( antiguo Hospital de San Antón ).La Iglesia es del siglo XIII, aunque la espadaña, con aires barrocos, fue alzada hacia 1860 por el constructor local Francisco Castiñeira
Iglesia de San Salvador. Sarria

Vista lateral de la Iglesia de San Salvador. Sarria


Casi a la salida de la ciudad encontramos el castillo del Batallón. El año pasado estaba en venta, pero este año no sé si lo habrán vendido pues no hay ningún cartel. Es propiedad de la familia Pérez Batallón, es lo que queda de la fotaleza que los antiguos marqueses de Sarria tenían en la villa. Durante las Guerras Irmandiñas fue destruido por los rebeldes y reconstruido por ellos mismos una vez que fueron derrotados por los nobles.

Castillo del Batallón. Sarria
En la iglesia del Salvador hay unos bailes y músicas celtas muy curiosos. En realidad parecen perro-flautas algo colgados...

Bailes y músicas celtas en la iglesia del Salvador. Sarria
En una de las calles de Sarria (no sé cuál es) me encuentro con este curioso bar. Si picáis en la foto veréis que no hay nadie, solo una chica en la puerta, pero es que el nombre del bar y el de los carteles de la funeraria y tanatorio coinciden, así es que el fracaso está garantizado

Café-bar, Funeraria y Tanatorio Madeira. Sarria
A ver quién es el guapo que toma café allí...
En la parte alta de la ciudad, saliendo de ella, hay un mosaico con el escudo de la ciudad:

Escudo-mosaico de Sarria

Muy cerca de la localización del escudo está el Monasterio de la Magdalena El origen de este precioso monasterio se halla a comienzos del siglo XIII, cuando unos frailes italianos fundan aquí un hospital de peregrinos. Del edificio del S. XIII inicial, que era de estilo románico, quedan fragmentos aislados, como la puerta que da acceso al claustro. El resto del edificio es de hechuras góticas y renacentistas fundamentalmente. A mí me gusta especialmente el mosaico de la entrada al monasterio.

Monasterio de la Magdalena. Sarria



 También es visible la presencia e influencia romanas en Sarria, tal y como se puede observar en el puente romano da Aspera sobre el río Celeiro:
Puente romano "da Aspera" sobre río Celeiro. Sarria

Cuando son las 9:00 de la tarde, algo ya cansados nos vamos al paseo del río y nos tomamos unas infusiones, que vienen muy bien para el descanso nocturno. A las 10:00, como es habitual, estamos en el albergue para dormir y descansar mucho pues mañana y pasado mañana nos esperan sendas etapas rompepiernas.








  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS